Las comparaciones son odiosas, pero...